esp-medicina-nutricional

La enfermedad y la salud de nuestro cuerpo y de nuestros órganos depende del funcionamiento de millones y millones de células.
El funcionamiento adecuado de estos elementos vitales garantiza un óptimo estado de salud, en tanto que un funcionamiento defectuoso origina enfermedades.
La causa más importante y más frecuente de las disfunciones celulares reside en una deficiencia crónica de nutrientes esenciales, como las vitaminas, los aminoácidos, los minerales y los oligoelementos. Estas sustancias vitales son imprescindibles para un gran número de reacciones bioquímicas y otras funciones de cada una de las células de nuestro cuerpo. 
“La terapia consiste en proporcionar a cada persona la concentración óptima de las sustancias que están presentes en nuestro organismo con el fin de corregir alteraciones y mantener una buena salud.”